17 formas naturales de reducir el nivel de azúcar en la sangre sin medicamentos

La diabetes tipo 2 se ha convertido en una epidemia mundial. ¿Pero sabías que no solo es prevenible sino también reversible? Si tiene Diabetes tipo 2, tenemos para usted un montón de consejos útiles sobre cómo reducir el azúcar en la sangre en el programa Revertir la Diabetes.

Mientras que algunos de nosotros estamos genéticamente en riesgo de diabetes tipo 2, en la actualidad es principalmente un trastorno del estilo de vida. Al cambiar su estilo de vida, puede aprender cómo reducir los niveles de azúcar en la sangre de forma natural, sin necesidad de medicamentos. La mayoría de los medicamentos para la diabetes no son más que una solución temporal. No abordan la razón subyacente detrás del alto nivel de azúcar en la sangre, que es impulsado por el medio ambiente. Los cambios en la dieta y el estilo de vida pueden revertir la diabetes, a diferencia de los medicamentos que solo tratan los síntomas.

La clave: realice un cambio positivo en la forma de comer, dormir, mantenerse activo y controlar el estrés. Entonces, aprendamos cómo reducir el nivel de azúcar en la sangre a través de 15 maneras fáciles y naturales.

Cómo bajar el nivel de azúcar en la sangre de forma natural: 17 consejos accionables

1. Reduzca los carbohidratos

Una dieta alta en carbohidratos procesados ​​aumenta la carga de azúcar en su dieta. Esto se debe a que todos los carbohidratos se descomponen en azúcares durante la digestión. Esto lleva a un aumento de azúcar en la sangre y aumento de peso. Evite todos los carbohidratos con un alto índice glucémico. Recomendamos una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas o LCHF para revertir la diabetes. Idealmente, solo el 10% de su ingesta calórica diaria debería provenir de carbohidratos. Los carbohidratos correctos para cualquier diabético son vegetales frescos, frutas y granos enteros. El arroz integral, la quinua, el alforfón, el amaranto y el mijo son algunos granos integrales que funcionan.

2. Necesita más de las grasas buenas

¿Tiene miedo de cómo va a sobrevivir al reducir los carbohidratos que llenan el estómago? Aquí es donde intervienen las grasas buenas. Las grasas saludables que proporcionan ácidos grasos Omega 3 son tus amigos. No solo te mantendrán lleno por más tiempo, sino que también mejorarán la salud de tu corazón. Forman una fuente constante de combustión lenta que su cuerpo puede usar en lugar de azúcares. Piensa en mantequilla de búfalo, mantequilla alimentada con pasto, aceite de coco, aguacate, nueces, aceite de oliva y pescado azul, por ejemplo.

3. Intente el ayuno intermitente

El ayuno intermitente es una de las mejores maneras de mejorar la sensibilidad a la insulina y disminuir los niveles de azúcar en la sangre de forma natural. Hoy la ciencia ha demostrado que no es solo lo que comemos lo que importa. Cómo comemos y “cuándo” comemos es igual de importante. El ayuno intermitente es una estrategia simple: comer durante un período de 12 horas y rápido durante las 12 horas restantes. Por ejemplo, come solo entre las 8 AM y las 8 PM. Esto efectivamente imita los hábitos alimenticios de nuestros antepasados ​​que llevan un estilo de vida de cazadores-recolectores. Comer de esta manera sigue los ritmos corporales naturales del cuerpo humano, dando al sistema digestivo un descanso muy necesario durante 12 horas. También ayuda a que nuestras células se vuelvan más sensibles a la insulina durante la ‘ventana de comer’.

4. Mantenga un ojo en los tamaños de las porciones

Comer una comida grande pone una carga de azúcar en su cuerpo que ya lucha. Comer en exceso causa un mayor daño a los diabéticos. Una manera fácil de reducir los niveles de azúcar en la sangre de forma natural es consumir porciones más pequeñas. No te preocupes ¡no vamos a pedirte que te mates de hambre! De hecho, el control de porciones se produce naturalmente cuando eliges los granos, proteínas y grasas adecuados. Esfuérzate por comer con moderación. Para lograr la saciedad, coma lentamente y mastique su comida, para que su cerebro tenga la oportunidad de avisarle cuando esté lleno. Si devoras tu comida sin pensar, comes mucho más de lo que necesitas y eso estresa el cuerpo.

5. Coma una dieta empacada en fibra

Una dieta rica en fibra reduce la absorción de azúcar. A medida que su cuerpo digiere la fibra a un ritmo más lento, aumenta gradualmente sus niveles de azúcar en la sangre. Una dieta alta en fibra hace que el control de azúcar en la sangre sea mucho más fácil para usted y también ayuda en la digestión. Obtenga su dosis diaria de fibra de alimentos como frutas y verduras que se comen con la piel, frijoles, legumbres y granos integrales, como la cebada, la quinua y la avena.

6. Obtenga suficientes vitaminas

Obtener suficientes vitaminas aumenta la inmunidad y respalda la capacidad de su cuerpo de usar insulina. Esto puede ayudar a mantener su nivel de azúcar en la sangre en niveles saludables. Algunas de las mejores vitaminas para diabéticos incluyen vitamina B3, B6, B12, C, D, E y K.

7. Agregue los probióticos a su dieta

Los probióticos tienen efectos significativos sobre la reducción de la glucosa, la HbA1c, los niveles de insulina y la resistencia a la insulina en los diabéticos, según la investigación. Los probióticos fomentan un microbioma intestinal saludable, que mejora el metabolismo de la glucosa. Esto beneficia positivamente el perfil de lípidos, el control glucémico, la inflamación y la presión arterial en pacientes con diabetes tipo 2.

8. Pierda un poco de peso

Para aquellos que viven con diabetes, los estudios han demostrado que una pérdida del 5-10% del peso corporal puede mejorar los niveles de condición física. La pérdida de peso también ayuda a reducir los niveles de HbA 1c y mejora la salud cardiovascular. También disminuye el uso de diabetes, hipertensión y medicamentos hipolipemiantes. Esto es particularmente importante si lleva exceso de peso alrededor del abdomen. Comer menos carbohidratos y grasas más saludables, junto con el control de las porciones, lo ayudará a perder peso.

9. Haga ejercicio regularmente

No solo es una gran manera de perder peso, hacer ejercicio regularmente también mejora la sensibilidad a la insulina. Los estudios han encontrado que el entrenamiento de resistencia junto con el entrenamiento aeróbico mejora la eliminación de glucosa en los diabéticos tipo 2. La mejora de la sensibilidad a la insulina está relacionada con la pérdida de grasa abdominal, subcutánea y visceral y con una mayor densidad muscular.

10. Asegúrate de dormir bien por la noche

Nunca subestimes el poder de una buena noche de sueño. Una sola noche de sueño inadecuado hace que nuestro cuerpo reaccione de manera similar a la resistencia a la insulina. Puede llevar a niveles elevados de azúcar en la sangre. Una buena noche de sueño puede mejorar el metabolismo de la glucosa. También lo mantendrá motivado para seguir con su dieta y rutina de ejercicios.

11. Administre su estrés mejor

Se ha demostrado que el estrés, ya sea físico, mental o emocional, contribuye a los cambios en los niveles de azúcar en la sangre. No dejes que el estrés laboral te siga a casa. Del mismo modo, no permita que una relación estresante empeore sus síntomas de diabetes. Una de las mejores formas de manejar el estrés es practicar yoga y meditación regularmente.

12. Limite su ingesta de alcohol

No tiene que dejar de vivir la vida solo porque es diabético. Pero debes tratar de limitar tu consumo de alcohol. El alcohol contiene azúcares añadidos y también deshidrata el cuerpo. Beba ocasionalmente y con moderación; no más de una bebida a la vez.

13. Dejar de fumar

Como diabético, es importante dejar de fumar. La nicotina en los cigarrillos fomenta la resistencia a la insulina. No solo hace que el control del azúcar en la sangre sea más difícil, sino que también aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, problemas renales y más.

14. Pruebe melón amargo

Los médicos naturópatas recomiendan encarecidamente el melón amargo para la diabetes, gracias a su asombroso efecto de reducir los niveles de glucosa en sangre. El extracto amargo de melón contiene sustancias químicas que actúan de manera similar a la insulina. Varios estudios han encontrado que el jugo de melón amargo, la fruta y el polvo seco tienen un efecto moderado sobre la disminución de la glucosa en sangre.

15. Dé a los aceites esenciales medicinales una oportunidad

Los aceites esenciales pueden ser extremadamente beneficiosos para la sensibilidad a la insulina. Algunos aceites esenciales pueden ayudar a aliviar la gravedad de la diabetes. Y algunos aceites pueden ayudar a perder peso, lo que mantiene los niveles de azúcar en la sangre más estables. Pruebe el aceite esencial de corteza de canela, el aceite de cilantro y el aceite esencial de davana.

16. Agregue hierbas a su dieta

Algunas hierbas y especias reducen naturalmente los niveles de azúcar en sangre, por lo que son un complemento indispensable para su dieta para diabéticos. Tanto el ginseng como el fenogreco ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. La berberina y la canela también tienen un efecto positivo en el control glucémico.

17. Los suplementos dietéticos también ayudan

El aumento de su ingesta de nutrientes que respalda la capacidad de su cuerpo de usar insulina y puede ayudar a mantener su nivel de azúcar en la sangre estable. Además de vitaminas, hierbas y especias que son buenas para la diabetes, también recomendamos el citrato de magnesio, la suplementación CoQ10, el inositol D-Chiro, el cromo, el ALA, el extracto de té verde y el extracto de granada.

Categories: Blog